Marte

El hombre siempre ha tenido una mirada curiosa hacia Marte, el “planeta rojo”. Marte fue uno de los primeros planetas en ser observados a través de un telescopio y desde mediados del siglo XIX algunos científicos comenzaron a especular la existencia de vida extraterrestre e incluso el astrónomo Giovanni Schiapparelli describió la presencia de canales diseñados para transportar agua, supuestamente útiles para alguna civilización marciana. Pero hasta ahora, la evidencia de vida en Marte es prácticamente nula. Es uno de los 4 planetas telúricos (rocosos). Su parecido con la Tierra influyó en la creencia de vida marciana, pues su superficie presenta formaciones permanentes y casquetes polares que en realidad no están conformados por verdadero hielo, sino por una capa de escarcha o probablemente hielo seco.

Mars

Kevin Gill

Cuando la nave Marine 4 sobrevoló Marte, se observaron manchas claras y oscuras, así que los científicos especularon la presencia de agua en la superficie. En la actualidad, la comunidad científica presume que hace 3.5 millones de años hubo inundaciones severas en el planeta. En 2015, la NASA por fin halló pruebas de agua líquida salada. Es el segundo planeta más pequeño del Sistema Solar, sólo superado por Mercurio. Debido a la inclinación de su eje de rotación, experimenta estaciones como la Tierra que varían en duración debido a su órbita elíptica. No tiene anillos pero sí 2 satélites: Fobos y Deimos, descubiertos en 1877. Completa una órbita alrededor del Sol en 687 días de la Tierra, lo que puede traducirse en 1 año marciano. Su período de rotación sideral es de 1.026 días terrestres o 24.623 horas, apenas un poco mayor que el período de rotación de la Tierra. Así, un día marciano es aproximadamente media hora más largo que un día terrestre. Marte es un planeta rocoso y al igual que los demás planetas telúricos, su superficie presenta marcas de impactos contra otros cuerpos celestes. El vulcanismo, los movimientos de su corteza y algunos fenómenos ligados a su atmósfera (como las tormentas de polvo) también han modificado su superficie.

Mars

Kevin Gill

El mote de “planeta rojo” tiene una explicación muy sencilla. Sucede que el suelo marciano posee minerales de hierro que se oxidan y le otorgan una coloración rojiza que es posible distinguir desde la Tierra. Las manchas nítidas sobre Marte facilitaron la observación y el cálculo de sus períodos orbitales

La tectónica de Marte tiene una posición vertical. Hay capas de hielo polar, volcanes, valles y desiertos. Los cráteres más anchos se encuentran muy erosionados, rellenos del polvo que las tormentas transportan y deformados por la expansión y contracción que provocan los continuos cambios de temperatura. Es sede del Monte Olimpo, el volcán más grande de un planeta del Sistema Solar, así como de Valles Marineris, uno de los cañones más grandes y espectaculares que el hombre ha visto, con una longitud equivalente a la distancia entre Nueva York y Los Ángeles (Estados Unidos). Su atmósfera es muy fina y tenue, compuesta principalmente por dióxido de carbono, nitrógeno y argón. Para mayor exactitud, se compone por un 96 por ciento de dióxido de carbono, un 2 por ciento de argón, un 2 por ciento de nitrógeno y de 1 por ciento de otro u otros elementos.

DOCUMENTALIA CIENCIA

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s